¿Cómo podemos comunicarnos en un mundo que nos obliga a estar separados?

por | octubre 27, 2020

En el momento en que escribo, el gobierno de Portugal acaba de anunciar la aplicación de un aislamiento sanitario a tres municipios, donde viven más de 200 000 personas. Miro por la ventana y veo a los padres en la puerta de la guardería, esperando a sus hijos, a una distancia respetuosa unos de otros. Nos estamos comunicando. Estamos comunicando que no podemos acercarnos, que tenemos que ser cuidadosos, pero que aún tenemos una familia que debemos cuidar.

Estar separado también es comunicación. Nuestro cuerpo se comunica a través de lo que decimos, pero principalmente a través de lo que no decimos y (no) hacemos.

Tengo la suerte de vivir con una familia maravillosa, teniendo así un contacto cercano, afecto, cariño, con regularidad, pero más allá de mi núcleo familiar, la ausencia de abrazos, besos, tan queridos en mi cultura, durante más de seis meses, me hace sentir cada vez más aislado de los demás. Esto también es comunicación; cada vez que no abrazo, no beso, no doy la mano, estoy comunicando que me preocupo por esa persona y que esa persona se preocupa por mí.

Pero, en realidad, no estamos tan aislados. Con nuestras conferencias de Zoom y charlas en grupo en Whatsapp y Facebook Messenger, las comidas familiares donde, aunque estemos separados por algunos metros de distancia, seguimos pasando el rato, hablando y compartiendo con los demás lo que es ser humano. En el fondo, comunicándonos.

Lo que más me atrae de la traducción, y lo que me lleva a tener un interés apasionado en el área, es precisamente esto, el hecho de que nosotros, como traductores, facilitamos la comunicación entre personas y culturas, aunque separadas por miles de kilómetros, permitiéndoles entenderse.

Continuamos, sin interrupciones, traduciendo a nuestros clientes, permitiendo que el mundo siga comunicándose, y de esta forma no paramos. Tomamos los cuidados necesarios, algunos de nosotros desde casa, otros desde la oficina, según sea necesario.

Sabemos que nos enfrentamos a un período de incertidumbre y de inseguridad, lo que nos hace mirar al futuro con aprensión, porque no podemos discernir lo que viene de allí, pero si seguimos, con cuidado, con distancia, comunicando que todavía estamos cerca, entonces seremos capaces de ganar.

Y nosotros estamos aquí para ayudarle.

Diogo Heleno, Director de Operaciones

El paradigma de Darwin y el lenguaje

por | octubre 22, 2020

El lenguaje es un ser vivo, que evoluciona con el tiempo. A nadie le parece raro que hoy «farmacia» se escriba con «f», pero hasta 1804 en español se seguía escribiendo «pharmacia». Del mismo modo, es común el uso de la frase en portugués «cair o Carmo e a Trindade» (poner el grito en el cielo), que se cree que surgió después del terremoto de 1755, cuando los respectivos conventos fueron destruidos.

Tal como la teoría de la evolución de Darwin postula para los seres vivos, nuestra lengua también sufre cambios para adaptarse mejor al presente. Cada generación crea nuevos conceptos y términos para expresarlos, y olvida las palabras que han caído en desuso. «Pharmacia», del latín pharmacia, pereció junto con su idioma de origen. Al mismo tiempo, la llegada de la globalización nos abrió todo un abanico de extranjerismos que incorporamos a nuestra vida cotidiana. ¿Quién preferirá el «correo electrónico» al «email»? ¿Tendremos un término en español para «software»?

A veces podemos ver cómo cambia el lenguaje delante de nosotros. Un ejemplo de ello es la nueva Ortografía de la lengua española (2010), para quienes la acepten o no. Otro es el de las redes sociales y la creciente prevalencia de la comunicación escrita. En estas redes no solo está surgiendo un vocabulario completamente nuevo, sino también nuevas formas de ortografía y puntuación, para expresar los matices que normalmente comunicamos con nuestro tono de voz y lenguaje corporal. Un «Lol 🤣» difícilmente tendrá el mismo significado que un «Lol…😑».

En medio de todo esto está el traductor. La traducción no es solo pasar un texto de un idioma a otro. Hay que adaptar el texto a las reglas del idioma de destino, buscar las expresiones más adecuadas para transmitir el mensaje. Parte del trabajo del traductor es mantenerse al tanto de estos cambios. Y en estos días, es un trabajo cada vez más vital para la sociedad.

Daniela Isidoro, traductora y revisora

La traducción es comunicación

por | octubre 15, 2020

En una empresa, tenemos dos tipos de comunicación: la comunicación interna y la comunicación externa.

Es esencial reconocer que ambas son importantes y comprender la importancia y la calidad, es decir, el valor añadido que representan para las empresas.

La comunicación interna es la acción y la comunicación dentro de la empresa en la que el público objetivo son los empleados. En cuanto a la comunicación externa, es la acción de comunicarse con organismos o socios externos a la empresa, y el público objetivo puede ser: proveedores, clientes, organismos públicos, la comunidad, etc.

Comunicamos diariamente y usamos estos dos tipos de comunicación para transmitir información, tomar decisiones, y mucho más. La comunicación tiene un papel estratégico en el cual tenemos debemos siempre centrarnos en el propósito final. ¿Cuál es el propósito de la comunicación que estamos haciendo? ¿Quién es el destinatario de la comunicación?

Cuando se trata de la comunicación internacional, se presentan dos variables adicionales: las diferencias de idioma y de cultura entre el emisor y el receptor. El lenguaje es una primera trampa que debe evitarse: para que un mensaje retenga su impacto inicial, es importante traducirlo y adaptarlo al país del destinatario. Ciertas expresiones, que tienen todo el sentido en su país de origen, pueden malinterpretarse por un destinatario extranjero.

La forma en que se transmite el mensaje es primordial y, en la comunicación de mensajes sensibles, es importante evitar comunicar de forma comprometedora. Por lo tanto, confíe su mensaje a traductores profesionales, experimentados y nativos.

En M21Global, todos los traductores tienen estudios universitarios en traducción y varios años de experiencia, además de traducir exclusivamente a su lengua materna. Estamos disponibles para ayudarle a comunicar.

Cindy Barros, traductora y revisora

Todos somos traductores

por | octubre 7, 2020

Mi campo de trabajo no son las letras sino la informática; por lo tanto, puede parecer extraño que esté hablando de traducción. Pero, en realidad, ha pasado algún tiempo desde que me di cuenta de que lo que hago es, efectivamente, una forma de traducción.

Como programador, tomo como input (entrada) los requisitos de un programa en lenguaje humano y los traduzco a un lenguaje intermedio, el código fuente. Más tarde, con la ayuda de un programa especial llamado Compilador, este código fuente se traduce de nuevo a un lenguaje binario que el ordenador entiende. Y así obtenemos el output (salida) previsto, un programa que realiza la tarea deseada según los requisitos especificados.

Del mismo modo, un traductor toma como entrada un texto en un idioma y traduce a un idioma diferente (la salida).

Sin embargo, el mundo de la traducción no termina aquí. Estamos traduciendo constantemente en nuestras vidas personales y profesionales: cuando leemos, traducimos un texto escrito (con todos sus símbolos) para su representación abstracta, para interpretarlo. Cuando hablamos, traducimos nuestras ideas en sonidos que los demás, al escuchar, traducen de nuevo en ideas que pueden ser comprendidas.

En realidad, nuestro cerebro no es más que una compleja máquina traductora que traduce las ondas sonoras, las ondas luminosas y las señales eléctricas de la piel, la nariz y la lengua en algo que podemos entender como el mundo que nos rodea, con todos sus sonidos, colores y movimientos.

Después de todo, somos todos traductores.

Luis Rodrigues, Administrador de Sistemas

Día Internacional de la Traducción

por | septiembre 30, 2020

Día Internacional de la Traducción

El 30 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Traducción, el día de la muerte, en 419 o 420, de San Jerónimo, el traductor de la Biblia del hebreo y del griego al latín, conocida como la edición Vulgata, o popular. Además, San Jerónimo es también conocido por escribir otros textos importantes en el arte de la traducción.

Hoy en día, el trabajo del traductor es cada vez más indispensable. En una era donde la globalización es parte de nuestro vocabulario, las barreras del idioma se destruyen gracias al labor de los traductores e intérpretes de todo el mundo, o como mejor diría Paul Ricœur: “La traducción es, pues, una tarea, no en el sentido de una obligación embarazosa, sino en el sentido de algo que hacer para que la acción humana pueda simplemente continuar”. Es el traductor que tendrá esta tarea de ayudar a que la “acción humana pueda simplemente continuar”.

Una profesión que pasa desapercibida, salvo cuando es objeto de críticas, véase el ejemplo del proverbio italiano “Traduttore, traditore” (Traductor, traidor), es gracias al trabajo de traducción e interpretación que compartimos el conocimiento, a través de libros, manuales técnicos, películas, series de televisión, entre otras cosas, escritos originalmente en idiomas que no entendemos.

El 30 de septiembre es, pues, el día para que todos los traductores muestren aún más orgullo del trabajo que desempeñamos, sino también para hacernos oír y mostrar el importante papel que tenemos en la sociedad actual.

Ana Oliveira, traductora, revisora y gestora de proyecto

¿El idioma es importante? El impacto del idioma en la presentación del producto al cliente

por | julio 4, 2020

Los responsables de marketing no dedican el tiempo suficiente a pensar en cómo funcionará su producto en otros idiomas o países. Como resultado, muchas empresas no involucran a su público global con contenidos que les sean familiares, no solo con contenidos traducidos, sino con una experiencia lingüística completa que transmita su marca, reputación y confianza.

A raíz de su serie «Can’t Read, Won’t Buy», CSA Research colaboró con Katar World Panel, para encuestar en su lengua materna a 8709 consumidores de 29 países.

Cuando se les preguntó si estaban de acuerdo con la siguiente afirmación:

Cuando estoy frente a la posibilidad de comprar dos productos similares, es más probable que adquiera el que tenga la información en mi idioma

Respondieron de la siguiente manera:

 

A pesar de la globalización y del uso creciente del inglés como idioma global, descubrieron que en 2020 las personas siguen prefiriendo consumir información en su propio idioma. Entre los hallazgos, los resultados son:

  • Los consumidores prefieren comprar en los sitios web en su lengua materna. El 67 % de los 8709 participantes que dijeron que no dominan el inglés, expresó su preferencia por el contenido en su lengua materna.
  • La información que los compradores pueden leer es fundamental en la decisión de compra. Ante la elección entre comprar productos similares, el 76 % de los encuestados elegirá el que tenga información en su idioma.
  • La atención al cliente en el idioma local crea relaciones más estrechas con los clientes. El 75 % de los encuestados afirma que tiene más probabilidades de volver a comprar la misma marca si la atención al cliente está en su idioma.

El informe «Can’t Read, Won’t Buy – B2C» estará disponible para los miembros de CSA Research el 30 de junio.

Póngase en contacto hoy mismo para obtener un presupuesto de traducción inmediato. U obtenga más información sobre la empresa de traducción y nuestros servicios de traducción.

Artículo adaptado de: https://csa-research.com/Insights/ArticleID/650/customer-online-buying-experience

Apertura de Sucursal en Brasil

por | abril 26, 2019

M21Global ha abierto una nueva sucursal en São Paulo, Brasil.

Obtenga sus traducciones para los mercados brasileño y sudamericano, con la garantía del Sello de Calidad Europeo, beneficiándose de nuestro compromiso de «Cero errores, total satisfacción».

Conozca en nuestro sitio web las opiniones espontáneas de nuestros clientes habituales y los resultados de la encuesta anual a nuestros clientes, que es requerido por nuestra Certificación de Calidad ISO 17100:2015 (el 99 % de los clientes afirma estar «satisfechos»).

Traducimos más de cien combinaciones de idiomas.

En las combinaciones entre portugués, español, francés, inglés, italiano y alemán tenemos los mejores precios, en cualquier mercado, y garantizamos una calidad sin errores.

www.m21traducoes.com.br

¡El 99 % de los clientes están satisfechos!

por | noviembre 6, 2017

En el ámbito del proceso de mejora continua de M21 Global, empezamos a enviar automáticamente a todos los clientes un cuestionario de satisfacción, tras la finalización y entrega de los trabajos de traducción.

El cuestionario tiene cuatro preguntas base:

1. ¿Cuál es su grado de satisfacción con nuestros servicios en general?

2. ¿Cuál es la probabilidad de recomendar nuestros servicios a un colega o amigo?

3. ¿Cuál es su grado de satisfacción en relación con la atención recibida?

4. ¿Cuál es su grado de satisfacción en relación con el servicio de traducción efectuado?

Hemos enviado cerca de 300 cuestionarios entre el 1 de marzo y el 2 de junio de 2017, y hemos recibido 58 respuestas. Es decir, una muestra de cerca del 20 % de todos los clientes de este periodo, lo que nos lleva a creer que el resultado puede extrapolarse a la totalidad del universo de nuestros clientes.

Asimismo, si tenemos en cuenta que es más probable que un cliente poco satisfecho dé su opinión que un cliente muy satisfecho, entonces estas cifras adquieren unas dimensiones realmente fantásticas, lo que nos deja muy satisfechos.

Los clientes que respondieron pueden caracterizarse de la siguiente forma:

  • Empresas extranjeras o multinacionales 45 %
  • Empresas portuguesas Lda. 22 %
  • Empresas portuguesas S.A. 14 %
  • Entidades públicas 7 %
  • Clientes particulares 7 %
  • Despachos de abogados 5 %

Y los resultados a las cuatro preguntas fueron los siguientes:

 

 

 

 

No evite las conversaciones difíciles

por | octubre 9, 2017

Permitir que una situación que debe resolverse se alargue en el tiempo, evitando o posponiendo una conversación difícil, puede perjudicar el clima en el local de trabajo. Los comportamientos no deseados pueden perpetuarse en el tiempo, consolidando actitudes, contagiando a otros colaboradores y haciendo que la conversación, que inicialmente podría ser fácil, cada vez sea más difícil.

Vaya directamente al grano.
Tras los saludos iniciales y la muestra de interés por la otra persona al inicio de la conversación para crear un buen clima, aborde el asunto sin más rodeos.
No dé vueltas para expresarse y no tenga prisa. Exponga los hechos o la situación que deba aclarar sin mostrar una actitud juzgadora.
Este estilo de comunicación es más abierto y menos amenazante.

Trate a su interlocutor como le gusta que le traten.
Existe la vieja máxima de que debemos tratar a los otros como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Pero las personas no son todas iguales y no todos los estilos de comunicación son iguales para todos. Lo que es importante para usted, puede no ser importante para los demás y, de igual forma, detalles que para usted no tienen importancia, pueden ser cruciales para la otra persona. Tenga en cuenta la persona que tiene delante e intente percibir qué estilo de comunicación es más el eficaz con ella. Trátela como le gustaría que la trataran.

En una conversación difícil prevalece la emoción.
La otra parte puede tener razón o creer que la tiene, por lo que debe darle la oportunidad de expresar su punto de vista. No asuma que usted está 100 % seguro de sus convicciones o que la otra persona está completamente equivocada. Aunque discrepe de lo que dice, en lugar de negarlo de inmediato, haga preguntas para forzar que la otra parte a reflexione y dese tiempo (a usted) para pensar sobre las respuestas apropiadas.

Cuando haya desacuerdos, debe estar preparado para escuchar, hacer preguntas de aclaración y solo después de ello expresar su punto de vista.
No es necesario hablar mucho, lo más importante es escuchar para lograr comprender o rebatir el punto de vista de su interlocutor. Muéstrese atento a lo que se le dice y anime a la otra parte a desarrollar su pensamiento. Haga preguntas abiertas que no puedan contestarse son un mero «sí» o «no». Asegúrese de que ambos se están entendiendo, reformulando lo que se ha dicho para obtener la confirmación de la otra parte.

Por encima de todo, no evite las conversaciones difíciles solo porque cree que podrán ser desagradables. Espere el mejor escenario posible, pero prepárese para el peor.

(Consulte también https://hbr.org/2017/05/how-to-have-difficult-conversations-when-you-dont-like-conflict)

¿Qué es una traducción jurada?

por | septiembre 4, 2017

Las traducciones juradas son firmadas por un traductor, y su firma se certifica en un notario o abogado.

Una traducción jurada se constituye de las siguientes tres partes:

1) El documento o texto en el idioma original.

2) El texto traducido en el idioma de llegada.

3) Un documento firmado por el traductor, certificado por un abogado o notario, en el que declara por su honor que la traducción realizada por él es fiel a la versión original del documento.

Una traducción jurada para ser utilizada en otro país contiene igualmente la Apostilla de La Haya. La Apostilla de La Haya es un documento mediante el que la Procuraduría General de la República certifica la autenticidad de los actos públicos publicados (en este caso, la certificación de la traducción realizada por un abogado o notario). Los países que aceptan la Apostilla de La Haya son solo aquellos que han ratificado o adherido al Convenio de La Haya. El sitio web del Convenio de La Haya contiene la lista de países miembros: http://www.hcch.net/es/instruments/conventions/?cid=41.

Cabe recordar que la traducción jurada como tal incluye todos los documentos mencionados anteriormente. Ninguno de estos documentos puede ser suprimido ya que ello anularía la validez de la traducción jurada. Si solicita la traducción de un documento original que en el futuro pueda necesitar para otros fines, es aconsejable que no lo incluya en la traducción. En su lugar utilice una fotocopia legal del mismo. Ejemplos de este tipo de documentos: un certificado de nacimiento, un título universitario, declaraciones médicas, entre otros. En suma, todos aquellos documentos que son difíciles o imposibles de obtener nuevamente, o cuyo coste es demasiado alto.

No dude en contactarnos si tiene más preguntas en relación a las traducciones juradas: info@m21global.com.