¿Cómo podemos comunicarnos en un mundo que nos obliga a estar separados?

por | octubre 27, 2020

En el momento en que escribo, el gobierno de Portugal acaba de anunciar la aplicación de un aislamiento sanitario a tres municipios, donde viven más de 200 000 personas. Miro por la ventana y veo a los padres en la puerta de la guardería, esperando a sus hijos, a una distancia respetuosa unos de otros. Nos estamos comunicando. Estamos comunicando que no podemos acercarnos, que tenemos que ser cuidadosos, pero que aún tenemos una familia que debemos cuidar.

Estar separado también es comunicación. Nuestro cuerpo se comunica a través de lo que decimos, pero principalmente a través de lo que no decimos y (no) hacemos.

Tengo la suerte de vivir con una familia maravillosa, teniendo así un contacto cercano, afecto, cariño, con regularidad, pero más allá de mi núcleo familiar, la ausencia de abrazos, besos, tan queridos en mi cultura, durante más de seis meses, me hace sentir cada vez más aislado de los demás. Esto también es comunicación; cada vez que no abrazo, no beso, no doy la mano, estoy comunicando que me preocupo por esa persona y que esa persona se preocupa por mí.

Pero, en realidad, no estamos tan aislados. Con nuestras conferencias de Zoom y charlas en grupo en Whatsapp y Facebook Messenger, las comidas familiares donde, aunque estemos separados por algunos metros de distancia, seguimos pasando el rato, hablando y compartiendo con los demás lo que es ser humano. En el fondo, comunicándonos.

Lo que más me atrae de la traducción, y lo que me lleva a tener un interés apasionado en el área, es precisamente esto, el hecho de que nosotros, como traductores, facilitamos la comunicación entre personas y culturas, aunque separadas por miles de kilómetros, permitiéndoles entenderse.

Continuamos, sin interrupciones, traduciendo a nuestros clientes, permitiendo que el mundo siga comunicándose, y de esta forma no paramos. Tomamos los cuidados necesarios, algunos de nosotros desde casa, otros desde la oficina, según sea necesario.

Sabemos que nos enfrentamos a un período de incertidumbre y de inseguridad, lo que nos hace mirar al futuro con aprensión, porque no podemos discernir lo que viene de allí, pero si seguimos, con cuidado, con distancia, comunicando que todavía estamos cerca, entonces seremos capaces de ganar.

Y nosotros estamos aquí para ayudarle.

Diogo Heleno, Director de Operaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.